Inicio Mundo La Comisión Europea aprueba Benlysta para pacientes adultos con nefritis lúpica activa

La Comisión Europea aprueba Benlysta para pacientes adultos con nefritis lúpica activa

92
Alessandro Bazzoni

Por Alessandro Bazzoni

GlaxoSmithKline plc (GSK) ha anunciado que la Comisión Europea ha aprobado BENLYSTA (belimumab), administrado por vía intravenosa y subcutánea, en combinación con terapias inmunosupresoras de base para el tratamiento de pacientes adultos con nefritis lúpica (NL) activa en Europa, además del lupus eritematoso sistémico (LES). La autorización de comercialización en la Unión Europea se ha producido tras la reciente aprobación por la FDA de la misma indicación de NL en Estados Unidos.

El Dr. Hal Barron, director científico y presidente de I+D de GSK ha señalado: “La nefritis lúpica activa, que provoca inflamación en los riñones, es una de las consecuencias más graves del lupus eritematoso sistémico y la presentan más de un millón de pacientes a nivel mundial. Benlysta es el primer tratamiento biológico aprobado para el tratamiento del LES y de la nefritis lúpica y constituye una nueva e importante opción terapéutica para los pacientes y los médicos de toda Europa que se enfrentan a esta enfermedad autoinmune compleja”.

La solicitud de autorización de comercialización se ha basado en los datos del estudio BLISS-LN (Efficacy and Safety of Belimumab in Adult Patients with Active Lupus Nephritis, Eficacia y seguridad de belimumab en pacientes adultos con nefritis lúpica activa), que ha demostrado que, la terapia con belimumab unida al tratamiento convencional permite incrementar la tasa de respuesta renal a los 2 años y ayudar a prevenir el empeoramiento de la nefropatía en pacientes con nefritis lúpica activa en comparación con solo el tratamiento convencional.

El ensayo BLISS-LN es el estudio de fase 3 más largo y extenso realizado en la NL activa hasta el momento y en él participaron 448 pacientes adultos. En el estudio se cumplió la variable principal, ya que un número estadísticamente significativo mayor de pacientes adultos con NL activa tratados con belimumab más el tratamiento convencional alcanzaron una Respuesta Principal de Eficacia Renal (PERR, por sus siglas en inglés) a los dos años (104 semanas) en comparación con placebo más el tratamiento convencional (43% frente al 32%, Odds Ratio [IC del 95%] 1,55 (1,04-2,32), p=0,0311). En las cuatro variables secundarias principales también se alcanzó una diferencia estadísticamente significativa en comparación con placebo, incluyendo la respuesta renal completa en la semana 104 y el tiempo transcurrido hasta la aparición de un evento renal o la muerte. Las reacciones adversas observadas en el estudio BLISS-LN fueron consistentes con el perfil de seguridad conocido de belimumab administrado por vía intravenosa más el tratamiento convencional en pacientes con LES.

El Dr. Y.K.O. (Onno) Teng, PhD, científico y nefrólogo del servicio de medicina interna del Centro Médico de la Universidad de Leiden (LUMC) de Holanda, ha declarado: En el estudio BLISS-LN, añadir Benlysta al tratamiento convencional permitió reducir un 49% el riesgo de que los pacientes sufrieran un evento renal , así como alcanzar respuesta PERR en un número significativamente mayor de pacientes. Me anima el hecho de que se estén consiguiendo progresos para las personas con nefritis lúpica mientras trabajamos para cumplir el objetivo general de retrasar la necesidad de administrar tratamientos renales sustitutivos, como la diálisis y el trasplante”.

Por su parte, el Dr. Richard Furie, director de la división de reumatología y profesor de los Institutos Feinstein de Investigación Médica de Northwell Health (New York, EE.UU.) e investigador principal del estudio BLISS-LN, ha añadido: “Este logro es el fruto de décadas de investigación. Durante años no hemos podido conseguir la remisión de más de un tercio de los pacientes con nefritis lúpica. Además, a pesar de todos nuestros esfuerzos, entre un 10% y un 30% de los pacientes la nefritis lúpica sigue evolucionando hasta enfermedad renal terminal. Los datos del estudio BLISS-LN demuestran que añadir Benlysta al tratamiento convencional para el tratamiento de la nefritis lúpica activa puede mejorar los resultados a largo plazo de los pacientes al incrementar las tasas de respuesta y retrasar la progresión de la nefropatía”.

Acerca del estudio BLISS-LN

BLISS-LN es un estudio de fase 3 poscomercialización, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo y 104 semanas de duración, que fue acordado con las agencias reguladoras tras la aprobación de Benlysta, para evaluar la eficacia y la seguridad de belimumab administrado por vía intravenosa (IV) en dosis de 10 mg/kg más el tratamiento convencional (micofenolato de mofetilo para la inducción y el mantenimiento, o ciclofosfamida para la inducción seguida de azatioprina para el mantenimiento, más glucocorticoides) en comparación con placebo más el tratamiento convencional en pacientes adultos con NL activa. El diagnóstico de NL activa al inicio del estudio se confirmó mediante una biopsia renal de los últimos 6 meses utilizando los criterios de la Sociedad Internacional de Nefrología/Sociedad de Patología Renal de 2003, confirmándose también clínicamente una enfermedad renal activa que requería tratamiento de inducción[i]. 

Acerca de la Nefritis Lúpica

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES), la forma más frecuente de lupus, es una enfermedad autoinmune, crónica e incurable asociada a una serie de síntomas que pueden variar con el tiempo y que abarcan dolor o inflamación de las articulaciones, fatiga extrema, fiebre inexplicable, erupciones cutáneas y daño en los órganos. En la nefritis lúpica (NL), el LES provoca inflamación de los pequeños vasos sanguíneos que filtran los desechos en el riñón (glomérulos) y, a veces, en los tejidos de los riñones. La NL puede dar lugar a una enfermedad renal terminal que puede requerir diálisis o un trasplante renal. Pese a las mejoras que se han logrado en las últimas décadas, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento, la NL sigue siendo un indicador de un pronóstico desfavorable. Las manifestaciones de la NL incluyen proteinuria, elevaciones en la creatinina sérica y presencia de sedimento urinario. Aproximadamente el 20% de los pacientes con NL progresan a una enfermedad renal en estadio terminal en los 10 años posteriores al diagnóstico.

Sobre Benlysta (belimumab)

Benlysta, un inhibidor específico del estimulador de los linfocitos B (BLyS), es un anticuerpo monoclonal humano que se une específicamente a la forma soluble de la proteína estimuladora de linfocitos B humanos. Benlysta no se une directamente a los linfocitos B. Al unirse al BLyS, Benlysta inhibe la supervivencia de los linfocitos B, incluidos los linfocitos B autorreactivos, y reduce la diferenciación de los linfocitos B a células plasmáticas productoras de anticuerpos.

Belimumab fue aprobado para adultos en formulación IV en julio de 2011 y en formulación subcutánea (SC) en noviembre de 2017.

Indicaciones de Benlysta en la UE

En la Unión Europea, «Benlysta está indicado como tratamiento adyuvante en pacientes a partir de 5 años con LES activo, con autoanticuerpos positivos, con un alto grado de actividad de la enfermedad (p.ej. anti-ADNdc positivo y bajo nivel de complemento) a pesar del tratamiento estándar».

Benlysta subcutáneo (SC) está indicado en la UE como tratamiento adyuvante en pacientes adultos con lupus eritematoso sistémico (LES) activo, con autoanticuerpos positivos y con un alto grado de actividad de la enfermedad (por ej., anticuerpos anti-ADNdc positivos y complemento bajo) a pesar de recibir el tratamiento estándar.

Para consultar la Ficha Técnica de Benlysta en la UE, por favor, visite la página web: https://www.ema.europa.eu/en/medicines/human/EPAR/benlysta

INFORMACIÓN IMPORTANTE DE SEGURIDAD

Puede consultar la información de seguridad completa de Benlysta (belimumab) en la ficha técnica autorizada.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad previa con BENLYSTA.

Advertencias y precauciones:

No se recomienda en los pacientes que presentan lupus del sistema nervioso central activo grave, nefritis lúpica activa grave, VIH, antecedentes o infección activa de hepatitis B o C, hipogammaglobulinemia (IgG<400 mg/dl) o deficiencia de IgA (IgA<10 mg/dl), o antecedentes de trasplante de órgano mayor o trasplante de células madre hematopoyéticas/médula ósea o trasplante de riñón.

Hay que actuar con precaución si Benlysta se administra conjuntamente con otro tratamiento dirigido a los linfocitos B.

Reacciones a la infusión y reacciones de hipersensibilidad: La administración puede provocar reacciones de hipersensibilidad y reacciones a la infusión, que pueden ser graves y mortales. En caso de que se produzca una reacción grave, debe interrumpirse la administración e instaurarse el tratamiento médico adecuado. El riesgo de reacciones de hipersensibilidad es mayor con las dos primeras dosis, pero debe tenerse en cuenta dicho riesgo con todas las dosis. Hay que advertir a los pacientes de que es posible que se produzcan reacciones el día de la infusión o varios días después de la misma. También es posible que se produzcan reacciones de hipersensibilidad no agudas de tipo retardado (por ejemplo, erupción cutánea, náuseas, fatiga, mialgia, dolor de cabeza, edema facial).

Benlysta IV: Las infusiones deben ser administradas por un profesional sanitario cualificado y capacitado para hacerlo. Pueden producirse reacciones de hipersensibilidad graves o potencialmente mortales y reacciones a la infusión, posiblemente después de varias horas, y las reacciones pueden reaparecer después del tratamiento inicial de los síntomas. La administración debe realizarse en un entorno en el que se disponga de recursos para tratar las reacciones. Hay que vigilar a los pacientes durante varias horas después de la infusión, por lo menos después de las 2 primeras infusiones. Hay que informar a los pacientes de que existe el riesgo potencial de que presenten reacciones de hipersensibilidad (el día de la infusión o varios días después) y de los signos y síntomas de las reacciones y la posibilidad de recurrencia, y darles el prospecto del producto cada vez que se administre Benlysta. Como medicación previa puede administrarse un antihistamínico, con o sin un antipirético.

Benlysta SC: La primera inyección subcutánea (SC) debe ser supervisada por un profesional sanitario en un entorno en el que se disponga de recursos para tratar reacciones de hipersensibilidad. Hay que informar a los pacientes de los signos y síntomas de las reacciones de hipersensibilidad (y de que pueden producirse el día de la administración o varios días después) y de la posibilidad de recurrencia, y enseñarles la técnica de administración SC. También hay que decir a los pacientes que busquen asistencia médica si presentan síntomas.

Infecciones: Mayor riesgo de infecciones, incluidas las oportunistas. Los niños pequeños pueden tener un mayor riesgo. Las infecciones mortales (por ejemplo, neumonía y sepsis) fueron más frecuentes en los pacientes que recibieron Benlysta. Hay que considerar administrar la vacuna contra el neumococo antes de iniciar el tratamiento. No hay que iniciar el tratamiento si un paciente presenta una infección grave activa (incluidas las infecciones crónicas graves). Hay que actuar con precaución y evaluar el perfil de riesgo/beneficio en los pacientes con antecedentes de infecciones recurrentes. Hay que vigilar estrechamente la evolución de las infecciones nuevas y considerar interrumpir el tratamiento con inmunosupresores, incluido Benlysta, hasta que las infecciones se resuelvan.

Depresión e ideación suicida: Antes del iniciar el tratamiento hay que evaluar el riesgo de depresión y de ideación suicida del paciente; si un paciente presenta dicho riesgo hay que vigilarlo estrechamente durante el tratamiento y considerar suspender el tratamiento si los síntomas psiquiátricos empeoran o si aparecen nuevos síntomas psiquiátricos.

Leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP): Si un paciente presenta signos o síntomas nuevos de LMP o si empeoran los ya existentes, hay que vigilarlo. En caso de que se sospeche que un paciente tiene LMP, hay que remitirlo a un neurólogo. Hay que suspender el tratamiento hasta que se excluya que el paciente tiene LMP.

Vacunación: No deben administrase vacunas de virus vivos 30 días antes o simultáneamente con Benlysta.

Cáncer: Los medicamentos inmunomoduladores, incluido Benlysta, pueden incrementar el riesgo de cáncer.

Embarazo y lactancia:

las mujeres en edad fértil deberían usar métodos anticonceptivos durante el tratamiento y durante al menos 4 meses después de la última dosis. Hay datos limitados de su uso en mujeres embarazadas. No debería ser usado salvo que los potenciales beneficios justifiquen el riesgo potencial para el feto. No se dispone de información suficiente relativa a la excreción de belimumab en la leche materna en humanos. La IgG materna es excretada en la leche materna, por lo que se recomienda suspender Benlysta o la lactancia dependiendo del riesgo-beneficio para la madre y el niño.

Efectos indeseados:

Muy frecuentes (≥1/10): Infecciones bacterianas (por ejemplo, bronquitis, infecciones urinarias), diarrea, náuseas. Frecuentes (≥1/100 a <1/10): Gastroenteritis viral, faringitis, nasofaringitis, infección viral de las vías respiratorias superiores, leucopenia, reacciones de hipersensibilidad, depresión, migraña, reacciones en el lugar de la inyección, dolor en la extremidad, reacciones sistémicas relacionadas con la infusión o la inyección, pirexia. Graves: Reacción anafiláctica, ideación y comportamiento suicida. Población pediátrica (Benlysta IV): no hay nuevas señales de seguridad en niños de ≥12 años.

Compromiso de GSK con la inmunología

GSK se centra en la investigación y el desarrollo de medicamentos para enfermedades mediadas por el sistema inmune, como el lupus y la artritis reumatoide, que son responsables de una importante carga sanitaria para los pacientes y la sociedad. Nuestros científicos, líderes mundiales, centran sus investigaciones en la biología del sistema inmune con el objetivo de desarrollar fármacos de base inmunológica que sean capaces de modificar el curso de la enfermedad inflamatoria. Como única empresa con un tratamiento biológico aprobado para el lupus adulto y pediátrico, GSK lidera el camino para ayudar a los pacientes y a sus familias a manejar esta enfermedad autoinmune crónica e inflamatoria. Nuestro objetivo es desarrollar medicamentos transformadores que puedan modificar el curso de la enfermedad inflamatoria con el fin de ayudar a las personas a vivir mejor, todos los días.

[i]  Furie R., Rovin BH, Houssiau F, et al. Two-Year, Randomized, Controlled Trial of Belimumab in Lupus Nephritis. N Engl J Med. 2020;383:1117-28.

Por Alessandro Bazzoni