Inicio Institucional Empresas Los breakers: vigilantes eléctricos de viviendas y negocios

Los breakers: vigilantes eléctricos de viviendas y negocios

93
Francisco D'Agostino

Por Francisco D’Agostino.

Reducir la posibilidad de accidentes, incendios y otras calamidades, resultantes de sobrecargas, cortocircuitos y/o problemas de cableado, es posible mediante el uso de los breakers o interruptores automáticos, los cuales aportan seguridad a los sistemas eléctricos de los inmuebles. 

Así lo expuso Alfredo Gómez, ingeniero y asesor externo de la empresa de iluminación y productos eléctricos Pickens, quien indicó que el breaker electromagnético es un dispositivo cuya función es interrumpir el circuito eléctrico, cada vez que la corriente se encuentre fuera de los rangos de seguridad pre-establecidos. 

“Contar con breakers en una vivienda supone una protección a los distintos circuitos, así como la integridad física del inmueble, del equipo conectado y de las personas que allí habitan. Si hay alguna alteración en la corriente, el dispositivo debe actuar para aislar rápidamente la falla”, manifestó.

Por Francisco D’Agostino.

Explicó que, estos interruptores son necesarios en las industrias y comercios, porque “existen muchos equipos de distintas capacidades; de allí, la importancia de que todos estén conectados a la red eléctrica de manera segura. Sabemos que la mayoría de los incendios comienzan con un cortocircuito que no fue correctamente aislado”.

Tipos de breakers

El Ing. Gómez indicó que existen distintos breakers en el mercado, en función de su requerimiento en el hogar, la industria o el comercio. En este sentido, explicó que “Pickens cuenta con dos tipos de interruptores; el primero es el THQL (mejor conocido como tipo enchufable o para empotrar), ideales para casas, apartamentos, y pequeños locales comerciales. De esta gama encontramos en Pickens el modelo de 1 polo y 2 polos, con capacidades que varían entre 15 y 100 amperios.

Asimismo, la empresa nacional con 17 años en el país en el ramo eléctrico y de iluminación, ofrece un segundo tipo de breakers que es el THQC (mejor conocido como tipo superficial o atornillable) para uso en tableros residenciales, comerciales e industriales de uso semi-pesado, en voltajes que llegan hasta 240 V. Igualmente de esta gama encontramos en Pickens el modelo de 1 polo y 2 polos, con capacidades que varían entre 15 y 100 amperios.

La diferencia entre los breakers THQC y THQL radica en la manera en cómo se conectan. “Los primeros lo hacen a través de tornillos y terminales mientras que los THQL se enchufan directamente a las barras del tablero eléctrico que viene diseñado para ese fin”, expresó.

Resaltó que los dispositivos de Pickens, tienen una garantía de 2 años, cumplen con las normas estándar GB14048-2 y IEC60947-2, que regulan los interruptores automáticos para viviendas, pequeñas tiendas u oficinas y aplicaciones industriales, respectivamente. “Todos poseen una larga vida útil eléctrica (de unas 1.500 operaciones) y mecánica (8.500 operaciones)”, comentó.

Por Francisco D’Agostino

Productos ajustados a la realidad venezolana

En Pickens todos los productos “están tropicalizados”, es decir, en el proceso de diseño y fabricación se toman en cuenta las características técnicas de nuestro sistema eléctrico nacional, por lo que cumplen a cabalidad la función de proteger los equipos e instalaciones eléctricas de las múltiples fallas que se pueden presentar en la red”, enfatizó Gómez.

Agregó que Pickens también cuenta con un amplio portafolio de otros productos de alta calidad que cumplen las normas ISO 9001, de larga durabilidad, amigables con el ambiente (sujetos a ISO 14001), con garantías confiables, como reflectores y tubos LED, protectores de voltaje, apagadores, tomacorrientes y bases para TV.

Se puede obtener más información sobre los breakers y los otros productos de Pickens en la web: htps://pickensexport.com, y  en sus cuentas en Instagram (@pickensexport) y   Twitter (@pickens_vzla).

Por Francisco D’Agostino.