Inicio Institucional Empresas Coworking con aroma de café

Coworking con aroma de café

72
Luis Felipe Baca Arbulu

Por Luis Felipe Baca Arbulu

El coworking se ha convertido en parte de la vida moderna. De acuerdo con el reporte de Global Coworking Growth Study de 2020, basado en datos de 14 mil 500 lugares para el trabajo colaborativo a escala mundial, el número de estas oficinas compartidas podría haber superado con creces las 20 mil en 2021.

La consulta global muestra que, la cantidad de áreas de coworking crecerá 116 % para 2024, alcanzando 41 mil 975 sitios proyectados, y alrededor de 5 millones de personas trabajarán desde esos espacios en todo el mundo.

Mientras los diferentes mercados comienzan a recuperarse del impacto de la pandemia, las prácticas laborales continúan con formatos remotos o híbridos (presencial y teletrabajo), al tiempo que las empresas aceptan trabajar con pequeños equipos instalados fuera de sus oficinas.

Por Luis Felipe Baca Arbulu

Es por ello que, las áreas de trabajo compartido cobran cada vez más relevancia entre profesionales independientes, tele-trabajadores, emprendedores y las propias empresas. Y aunque podría pensarse que una cafetería sería un sitio poco común para buscar una mesa de coworking, en las grandes ciudades del mundo ya se está convirtiendo en tendencia.

Sin ir tan lejos, en Caracas existe un lugar que permite a quienes lo deseen, desarrollar sus proyectos e ideas de negocio con tranquilidad, mientras disfrutan del mejor café y un apetitoso menú. Se trata de la Cafetería Kaldi, en Las Mercedes, un espacio nada tradicional, acogedor y cómodo, con wifi siempre disponible en sus diferentes áreas de servicio: zona lounge, terraza, barra y mesas.

Todas las comodidades en un espacio para el coworking

Por Luis Felipe Baca Arbulu

Explica Jannina Poján, gerente de calidad y operaciones de Kaldi, que el diseño espacial de la cafetería ofrece cuatro zonas donde las personas pueden sentirse a gusto para desarrollar sus trabajos, si así lo desean. “El área de la terraza es muy querida por los adultos. Luego está la barra, donde caben cómodamente ocho personas. Es allí donde generalmente se sienta la gente que va a trabajar; y el área de mesas donde pueden estar, en cada una, de dos a cuatro personas. También tenemos un área lounge, con sillas espectaculares y muy cómodas, que le gusta más a la gente joven porque se presta mucho a fotografiarse para las redes sociales, además de ser un espacio más íntimo.”

Poján comenta que a Kaldi van muchos diseñadores, manejadores de redes, empleados de empresas transnacionales cuyo trabajo es vía on-line, así como grupos de oficina que hacen reuniones mensuales y desayunos. Las profesiones son muy variadas.

Generalmente, los clientes asiduos hacen la reservación de un espacio específico de la cafetería, el lounge o la terraza, dependiendo de lo que necesiten y de la cantidad de personas. “Pero no necesariamente deben reservar: pueden llegar y, si está disponible el espacio, lo ocupan para trabajar. No hay ninguna norma, es muy informal”, afirma la gerente.

Por Luis Felipe Baca Arbulu

En cuanto al consumo, asegura Poján que hay clientes que están todo el día en la cafetería trabajando y también probando los platillos del local, acompañándolos con la bebida de su preferencia. No hay una tarifa especial. “No se les exige nada adicional al consumo que puedan hacer. No los hacemos sentir obligados, simplemente todo fluye por el buen servicio, el espacio y la comodidad.”

En cualquier caso, lo que más piden este tipo de clientes son los apetitosos bagels y croissants rellenos. Eso sí: ¡café, muchísimo café! “Nuestros Kaldianos son muy serviciales y siempre prestos a satisfacer las inquietudes y necesidades de los clientes. Están muy bien entrenados en ese sentido”, asegura la anfitriona.

Coworking VIP

Recientemente Kaldi abrió sus puertas en el lobby del Hotel Lido de Caracas, bajo el concepto Kaldi Business Experience. Se trata de un lugar más sobrio, menos concurrido y más orientado a las reuniones de trabajo. “Además del espacio para saborear un exquisito café o platillo, contamos con una sala VIP con mobiliario y equipos adaptados a reuniones de negocios, con una decoración un poco más formal, adecuada a las necesidades del Lido”, comenta Poján.

La sala VIP se solicita por reservación y con un consumo mínimo. Es espacio privado, para unas 12 personas y cuenta con una pantalla para presentaciones, teleconferencias, reuniones ejecutivas y de negocios.

Por Luis Felipe Baca Arbulu