Inicio Institucional Empresas Natulac fortalece “Psicoespacios”

Natulac fortalece “Psicoespacios”

65
Luis Felipe Baca Arbulu

Por Luis Felipe Baca Arbulu

En el mundo, sea cual sea el ambiente, existen estrategias asequibles, eficaces y viables para promover, proteger y recuperar la salud mental; e Industrias Maros C.A., casa de los productos Natulac, desde 2018 construye psicoespacios para lograr bienestar, seguridad y una emocionalidad sana para sus más de 600 trabajadores.

Para esa labor cuenta con un grupo de seis psicólogos, que trabajan en la prevención y fortalecen la empatía empresarial, basados en objetivos específicos como son: comunicación, respeto, liderazgo, responsabilidad, cooperación, honestidad y eficacia.

“Venimos de diferentes situaciones en el país (desde antes de la pandemia) económicas y sociales, que obviamente afecta a nuestros trabajadores, al igual que al resto de la sociedad”, dijo Nairo Díaz, Jefe de Recursos Humanos.

Por Luis Felipe Baca Arbulu

Por ello, como organización, establecimos espacios para el apoyo y la atención. “Tenemos psicólogos en todas nuestras plantas, que brindan entre otras cosas, este valioso servicio; en la Planta de Cabudare contamos con cuatro, que también dan atención a la sede de Barquisimeto, hay otro en la Planta de Quebrada Arriba y uno en Industrias Anros C.A. (empresa hermana que produce los cereales Pilos)”, explicó.

Estos psicólogos, a través de una estructura denominada “Psicoespacio”, están prestos para escuchar a los trabajadores que atraviesan alguna eventualidad emocional. “Las personas pueden programar su cita como lo haría con un psicólogo clínico. Es un espacio controlado y cerrado, donde pueden exponer su situación específica”.

Allí se generan encuentros y se aportan herramientas, para que puedan centrar el foco a sus problemas con diferentes perspectivas. “El venezolano está acostumbrado a mucho movimiento. Toda esa cantidad de diferentes situaciones lo llevan a puntos críticos, y aquí en Natulac son atendidos y abordados”, explicó.

Por Luis Felipe Baca Arbulu

¿Cómo es ese proceso?

La forma más directa es que el trabajador agende una cita en el servicio. Luego le asignan el día y la hora para que acuda al psicoespacio, un programa que dura entre media hora y 45 minutos.

En caso de ser algo urgente, igual pueden solicitar el apoyo, previa autorización de su supervisor inmediato. “Cuando hay situaciones un poco más graves, que requieran la atención clínica directa, como la revisión con un psiquiatra, lo que hacemos es referirlo y, también, en esta parte la empresa da su acompañamiento”, indicó Díaz.

Hasta ahora el alcance de este programa es directamente al trabajador. “Lo tratamos como agente de cambio. Ellos vienen por situaciones familiares y de emocionalidad, pero cuando les hacemos el abordaje, igual puede tener un impacto positivo en su grupo familiar”.

Por Luis Felipe Baca Arbulu

Más productivos

Díaz explicó que, luego de un tiempo determinado, aplican una encuesta al supervisor que les ha permitido medir el impacto de este programa.

“Hemos podido ver que la productividad del trabajador no solo aumenta, sino que además (en ese orden) las personas dicen sentirse reconocidas, atendidas y que importan. Esto ha aumentado sin lugar a dudas el sentimiento y el sentido de pertenencia hacia la empresa”.

Además, todos los lunes dentro de los espacios de la Industria Maros C.A. se dictan charlas generales. “Tratamos de que el cuidado de la salud mental se vea como algo natural. La idea es quitar un poco ese estigma de que ir al psicólogo es mal visto. Aquí les orientamos a ver esa perspectiva diferente. Cuando el trabajador necesita ese aspecto liberador se siente mejor e, incluso, ahora lo recomienda a sus compañeros”.

Por Luis Felipe Baca Arbulu

Citó actividades como “¡30 como los quieras!” y “¡Agita el sabor!”, con los cuales impulsan proyectos de desarrollo organizacional y de responsabilidad social interna, con miras a mejorar la calidad de vida de los trabajadores y el clima laboral, además de crear una cultura socialmente responsable.

Esta industria nació en 1997, en Barquisimeto, estado Lara. Se inició con los néctares de diferentes frutos: manzana, pera, durazno, cóctel de frutas y mango. En 2005 introdujo al mercado su leche condensada, en 2021 incorporó la línea de lácteos con leche de larga duración entera y descremada y a su vez con la nueva línea selecta y premium sin azúcar añadida y jugo de 100% fruta de manzana.

Para conocer más, en las cuentas de Instagram @natulacoficial y @naturicos, los consumidores pueden encontrar las variedades del portafolio de Industrias Maros C.A. e Industrias Anros C.A., ofrecen a las familias venezolanas.

Por Luis Felipe Baca Arbulu