Inicio Institucional Empresas Mantenga la celulitis controlada

Mantenga la celulitis controlada

75
Francisco D'Agostino
Female squeezes cellulite skin on her legs - close-up shot on white background

Por Francisco D’Agostino

La molesta piel de naranja, esa celulitis, que muchos dicen que no desaparece sin pagar altas sumas de dinero, se pude mantener bajo control con buenos hábitos de alimentación y actividad física regular.

Si la comida incluye muchos carbohidratos, chucherías, refrescos y grasas saturadas, es difícil que desaparezca; pero, si, por el contrario, mantenemos una dieta rica en fibras, proteínas y nutrientes, el aspecto superficial de nuestra piel y la salud por completo verán una mejoría.

Sobre el particular la nutricionista Amelia De La Peña, de la cadena Gold´s Gym, dedicada al cuidado de la salud y el bienestar, explica que la celulitis no es un problema aislado.

“Es un exceso de grasa corporal, que se manifiesta a nivel superficial y afecta más a la mujer, porque nuestro cuerpo genera unas hormonas que están destinadas a producir grasas, a diferencia de los hombres que tienen como principal hormona la testosterona, que les ayuda a formar masa muscular”.

Por Francisco D’Agostino

Entonces, dice, el hombre al tener más masa muscular, va a tener un porcentaje de grasa mucho menor. “Podemos verlos con sobrepeso y obesidad, pero con muy poca celulitis, y es simplemente por la masa muscular”.

Según De La Peña, la grasa en el cuerpo se mantiene sola, pero el músculo necesita nutrientes y agua. “Mientras más masa muscular tiene el cuerpo más calorías gasta y más grasa consume. Y esa es una ventaja que tienen los hombres sobre las mujeres”.

¿Cuál es el problema básico? 

Explica la nutricionista, destacada en el Gold´s Gym del Centro San Ignacio, que es necesario tener un porcentaje de grasa dentro de lo que es saludable. “Esto no exime a las personas delgadas, porque hay algunas que tienen muy poca masa muscular, pero cuando uno le hace una evaluación la grasa corporal es alta, precisamente por el tipo de alimentación”.

“Siempre he defendido una alimentación que no limite los nutrientes y que tome en cuenta las cantidades, las cuales deben ser acordes a los requerimientos de cada persona, del sexo, la edad, de la actividad física, las patologías asociadas. No todas las mujeres deben consumir 1500 calorías ni los hombres 2000. Lo mismo sucede con el agua”.

Por Francisco D’Agostino

Explica que la grasa corporal cuando se oxida, solamente sale por tres lugares: por la orina, de ahí la importancia de la hidratación; por las heces, por eso es necesario que las personas no tengan estreñimiento y que consuman fibra; y por la respiración, que es por donde sale la mayor cantidad de grasa oxidada.

Así que cuando las personas dicen que sudan mucho cuando hacen ejercicios, lo único que pueden botar es agua. “Eso es deshidratación y cuando te hidratas vuelves a recuperar el agua perdida”.

Evitar carbohidratos con alto índice glicémico

Para De La Peña la dieta debe incluir el control de carbohidratos, principalmente los de alto índice glicémico, que son los que retienen más agua en el cuerpo. Entre estos carbohidratos están frutas como: cambur, uvas, pasas, piña, melón, patilla, níspero, o almidones como: harina de trigo, cereales no integrales, papa, yuca, plátano, cachapa, cotufas, granola, maíz, por ejemplo.  “Cuando hay una retención de líquidos esos huequitos, esa piel de naranja, se ven más. Por cada molécula de carbohidratos se retienen dos de agua”.

De ahí que, si una persona tiene un consumo excesivo de carbohidratos y no lo gasta, el cuerpo lo asume como grasa corporal. “Somos adictos a los carbohidratos, a todos esos productos que no tienen valor nutricional y es lo que aumenta la grasa corporal. Cuando vas a repetir un almuerzo, alguna comida, normalmente pides que te repongan carbohidratos, nunca pides más lechuga”.

Por Francisco D’Agostino

Cuando hacemos eso, sostiene la especialista, estamos contribuyendo a disparar la grasa, cuando en realidad el refresco, las chucherías, las comidas altamente procesadas no tienen valor nutricional. “Una cosa es comer y otra es alimentarse”.

¿Por cuánto tiempo debemos mantener una alimentación controlada para atacar a la celulitis? “Eso es para toda la vida, y en el momento en el que no tengamos una alimentación saludable y balanceada puede aparecer la celulitis. “Por eso es tan importante que la gente entienda que no es hacer una dieta, sino tener unos saludables hábitos de alimentación”.

En este sentido, De La Peña recomienda:

  1. Alimentación balanceada y equilibrada, dependiendo de los requerimientos nutricionales e individuales.
  2. Actividad física rutinaria para mantener un adecuado porcentaje de grasa corporal.
  3. Descansar. Aunque para algunos es complicado dormir bien, con el descanso el cuerpo se recupera y asimila nutrientes.
  4. Manejo del estrés. El estrés es un disparador de cortisona e insulina. El cortisol se come la masa muscular y la insulina dispara y ordena que guardemos grasa corporal.

Para mayor conocer más información sobre este tema, los planes y programas de entrenamiento de Gold’s Gym, puede acercarse a las sedes de Caracas (C.C Uslar y C.C San Ignacio) y Margarita (C.C. Parque Costa Azul), o consultar las redes @GoldsGymVE en Twitter e Instagram y GoldsGymVenezuela en Facebook.

Por Francisco D’Agostino