Inicio Institucional Empresas Un viaje hacia un futuro sostenible: iniciativas de gestión ecológica global...

Un viaje hacia un futuro sostenible: iniciativas de gestión ecológica global de Samsung

111
Samsung

Los negocios sostenibles son una prioridad corporativa que busca la sostenibilidad impulsando las iniciativas de la compañía en los campos social, económico y ambiental más allá de los fines de lucro. A principios del siglo XXI, cuando aumentó la demanda de responsabilidad social corporativa en el ámbito del medio ambiente, los negocios sostenibles se convirtieron en un paradigma esencial para la supervivencia de una empresa. Samsung Electronics no fue la excepción. Este año, Samsung celebra su 50° aniversario y sigue haciendo su mejor esfuerzo para cumplir con su deber como ciudadanos del mundo en las áreas del medio ambiente, la responsabilidad del producto, las cadenas de suministro sostenibles y la contribución social. La Sala de Prensa global de Samsung detalla las actividades orientadas hacia la sostenibilidad de la compañía en una serie exclusiva que comienza con las iniciativas ecológicas.

La importancia de que una empresa del tamaño de Samsung Electronics realice actividades respetuosas con el medio ambiente no se puede subestimar por el potencial para liderar la ruta hacia la mitigación de problemas globales como el cambio climático y el agotamiento de los recursos. Por esta razón, las actividades e iniciativas relacionadas con el medio ambiente se encuentran en el corazón de las prácticas comerciales sostenibles de Samsung.

La adopción de un enfoque ecológico desde la década de 1990

Desde su Declaración ambiental de 1992, Samsung Electronics ha administrado su negocio ‘ecológico’ con el fin de cumplir con sus responsabilidades ambientales al comprender que cualquier gasto destinado a combatir problemas ambientales no es una inversión corporativa opcional, sino necesaria.

En 1998, la compañía estableció sus propios centros de recuperación y reciclaje de residuos electrónicos para promover el uso eficiente de los productos de desecho, lo que la transformó en pionera en el sector de electrodomésticos. En 2004, la compañía avanzó en el desarrollo de productos amigables con el medio ambiente mediante la introducción del Proceso de diseño ecológico, una evaluación que considera la eficiencia energética, la eficiencia de los recursos y el daño ambiental de un producto potencial desde el inicio del ciclo de desarrollo. En 2005, se estableció el Environment Analysis Lab de Samsung para implementar un sistema que rastree si se han incluido sustancias peligrosas en el proceso de desarrollo de un producto, desde las piezas y componentes específicos hasta los productos terminados.

Como resultado de estas iniciativas, en 2009, Samsung pudo presentar Green Memory, una solución de semiconductores de alta velocidad, baja potencia y gran confiabilidad. Si todos los servidores globales hubieran implementado la Solución 5G Green Memory desde 2014, se habrían ahorrado 45 TWh de electricidad al año y el efecto ambiental sería equivalente a plantar 800 millones de árboles de 10 años. La Quantum Dot TV de Samsung, lanzada en 2016, fue el primer producto televisivo en no usar cadmio, un material que se considera perjudicial tanto para el cuerpo humano como para el medio ambiente. Estas ventajas competitivas se mantuvieron en el lanzamiento de QLED TV en 2017 y QLED 8K en 2018, lo que convirtió a Samsung en líder del mercado en términos de innovación industrial y sostenibilidad.

Asimismo, el programa Galaxy Upcycling de Samsung ofrece un método alternativo para la circulación de recursos mediante la reutilización de los smartphones usados como dispositivos de IoT con nuevas funciones. La compañía sigue propagando este tipo de esfuerzos, lo que le ha generado reconocimiento mundial y la obtención del ‘Champion Award: Cutting Edge’ de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos en 2017, por su trabajo innovador en la sostenibilidad de productos electrónicos.

Prácticas de Samsung sobre operaciones comerciales y productos sostenibles

Desde el Protocolo de Kioto de 2005, cuyo objetivo es reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero, Samsung ha acelerado sus esfuerzos para ayudar a reducir las emisiones. En 2009, Samsung anunció su visión de negocios ecológicos y sus metas intermedias para liderar la respuesta global a esta regulación ambiental con un enfoque en las bajas emisiones de carbono y el crecimiento “verde”.

Desde 2009 hasta 2018, el uso de productos de alta eficiencia hizo que la compañía redujera sus emisiones acumuladas de gases de efecto invernadero en 243,1 millones de toneladas. Esto equivale a las emisiones de gases de efecto invernadero del consumo de refrigeradoras de 1500 millones de personas durante un año entero.[i] By establishing a circular resource economy system, as of last year 54 countries participated in taking back end-of-life products from Samsung customers. Entre 2009 y 2018, se recolectaron acumulativamente cerca de 3,55 millones de toneladas de desechos electrónicos mediante el programa de devolución. Además, una cantidad acumulada de 220 000 toneladas de plástico reciclado regresó a los productos de Samsung en el mismo período.

Con 216 bases comerciales en 74 países, Samsung no solo trabaja en la gestión del impacto ambiental de sus productos, sino también en el desarrollo de establecimientos comerciales amigables con el medio ambiente. En junio de 2018, Samsung anunció su objetivo de usar energía 100 % renovable en todos sus establecimientos en los Estados Unidos, Europa y China para el año 2020, así como de implementar 63 000 ㎡ de instalaciones con energía solar y geotérmica en Corea. En octubre de 2018, las oficinas centrales de Samsung en EE. UU., así como todas las plantas de fabricación de soluciones de dispositivos del país adoptaron la energía proveniente de fuentes 100 % renovables y los espacios de trabajo de la compañía en Eslovaquia han seguido este ejemplo.

[i] Esta cifra se calcula a partir de las ventas globales y la emisión de gases de efecto invernadero por producto en función del consumo de energía promedio de los modelos de refrigeradoras domésticas vendidos por Samsung Electronics en 2018.