Inicio Institucional Empresas Excesos navideños podrían repercutir en la vesícula

Excesos navideños podrían repercutir en la vesícula

70

Los excesos con el menú navideño, pueden pasar factura en los meses siguientes. La alta ingesta de alimentos como hallacas, pernil y pan de jamón, ricos en grasas y calorías, pueden influir en el desarrollo de cálculos en la vesícula y otras dolencias.

Cuando de comidas se trata, diciembre es el mes de los excesos. Hallacas, pan de jamón, ensalada de gallina, pernil… Un tentador menú que generalmente viene cargado de grasas y calorías, gracias a la manera como tradicionalmente es preparado y que, a veces, se nos hace difícil de rechazar, a pesar de que puede llegar a repercutir directamente en nuestra salud, especialmente en la vesícula biliar.

Son muchas las personas que padecen de problemas en la vesícula, incluyendo cálculos. Se estima que una de cada 7 personas sufrirá de litiasis vesicular a lo largo de su vida, y es una realidad que entre más avanzada la edad, serán más comunes las complicaciones.

Personas con antecedentes familiares de cálculos; diabéticos; mujeres con muchos partos; quienes pierden peso muy rápidamente, al igual que aquellos que tienden a ser obesos o que regularmente ingieren comidas altas en grasas y calorías, son fuertes candidatos a enfermarse de la vesícula.

Como médico especialista en obesidad y cirugía laparoscópica, pero también como cocinero y sommelier certificado, consultamos al doctor Wartan Keklikian a propósito de lo que nos hayan podido dejar los excesos navideños, y cómo estos pueden influir en los problemas con este pequeño órgano en forma de pera.

Los excesos navideños

Asegura el especialista que la mala alimentación y los excesos, más en fechas decembrinas, influyen en el desarrollo de cálculos en la vesícula. “No se trata de que la persona los va a sufrir porque ha comido mucho un día; pero si viene comiendo grasas y calorías en exceso, y en diciembre se excede aún más y aumenta de peso, pueden desencadenarse cálculos más rápidamente”.

Comenta que las comidas ricas en grasas no solo pueden causar cálculos, sino que aumentan el riesgo de complicaciones en personas que ya los han desarrollado, tales como cólicos biliares, fiebre, dolor, náuseas y vómitos, incluso pancreatitis o colecistitis.

Graves consecuencias

Advierte el doctor Keklikian que las consecuencias de no atender a tiempo los problemas de la vesícula, pueden ser muy graves. “Puede inflamarse e infectarse (colecistitis), lo cual requiere de una cirugía de emergencia ya que puede crear pus en la vesícula (piocolecisto) e incluso evolucionar a necrosis, con perforación y peritonitis. Aún más grave, puede llevar a una infección del hígado (colangitis) o también pancreatitis, lo cual puede ser mortal”.

Es por ello que el especialista hace énfasis en la importancia de llevar una alimentación saludable, no excederse y, ante cualquier dolor, chequearse a tiempo con el médico quien realiza el diagnóstico con un simple examen de ultrasonido. “A veces el cuadro es confuso y la persona no consulta porque siente un malestar y piensa que es algo que le cayó mal, que va a mejorar, pero resulta que no”, dice el doctor Keklikian.

Agrega que el tratamiento ideal es extirpar la vesícula y explica que se trata de una operación muy sencilla y rápida, de unos 15 a 20 minutos, cuando se hace de manera electiva y que puede ser ambulatoria si se realiza por laparoscopia. “También se puede hacer abierta, pero la laparoscopia tiene mayores ventajas: recuperación más rápida, menos dolor e inflamación, así como menor riesgo de infección de las heridas porque son muy pequeñas. En buenas manos, es un procedimiento rápido, fácil y sin mayor riesgo”, asegura el cirujano bariátrico.

Ingredientes sanos en proporciones razonables

Luego de la intervención, el paciente debe tener los cuidados propios de toda cirugía y durante un mes comer bajo en grasas y evitar los granos.

Lo ideal es mantener en todo momento una dieta saludable y, en fechas como la Navidad, disfrutar sensatamente de los platillos haciendo pequeños cambios, con grasas más saludables y reduciendo el tamaño de las porciones. “La idea es combinar ingredientes saludables en proporciones razonables. Los platos navideños serán igual de sabrosos, pero mucho más sanos”, apunta el especialista.

Para más información, puede consultar las cuentas del Dr. Wartan Keklikian en Instagram: @cirujanolaparoscopico @drwartan y @ programaallurion.drwartan