Inicio Institucional Empresas El agua es un factor crucial

El agua es un factor crucial

65
Francisco D'Agostino
young sporty woman wearing headband and wristbands and headphones with towel on shoulder isolated on white background

Francisco D’Agostino

El agua juega un papel fundamental en el crecimiento muscular, no solo para la salud general, sino también para optimizar el rendimiento en el entrenamiento y la recuperación muscular. 

El agua es un elemento fundamental para el crecimiento muscular. Una correcta hidratación asegura un transporte eficiente de nutrientes, eliminación de toxinas, lubricación de las articulaciones, regulación de la temperatura corporal y digestión de los alimentos. La deshidratación, por el contrario, puede afectar negativamente al rendimiento, la recuperación y el crecimiento muscular.

¿Sabías que hasta el 60% de tu cuerpo está compuesto por agua? Este líquido vital no solo nos mantiene vivos, sino que también juega un papel protagónico en todas las funciones del organismo y su importancia se magnifica durante los entrenamientos. Para alcanzar tu máximo potencial y conquistar tus metas fitness, la hidratación se convierte en tu aliada indispensable.

Francisco D’Agostino

El Personal Trainer de la cadena de salud y bienestar, Gold’s Gym, Jesús Olmos, indicó que “el agua es fundamental para el rendimiento deportivo”. Explicó que “durante el entrenamiento, este líquido vital lubrica las articulaciones, regula la temperatura corporal y transporta nutrientes a los músculos”.

Precisó que “una correcta hidratación te ayudará a rendir al máximo y prevenir lesiones”. Detalló que, entre las funciones esenciales del agua en el crecimiento muscular se pueden resaltar:

  • Transporte de nutrientes y oxígeno: El agua es vital para el transporte de nutrientes esenciales como aminoácidos, glucosa y oxígeno a los músculos, elementos necesarios para la síntesis de proteínas y el crecimiento muscular.
  • Eliminación de toxinas: El agua ayuda a eliminar toxinas y productos de desecho del metabolismo muscular, como ácido láctico, que pueden acumularse durante el ejercicio y afectar negativamente al rendimiento y la recuperación.
  • Lubricación de las articulaciones: El agua mantiene las articulaciones lubricadas, lo que permite un movimiento fluido y reduce el riesgo de lesiones durante el entrenamiento.
  • Regulación de la temperatura corporal: El agua ayuda a regular la temperatura corporal, previniendo el sobrecalentamiento durante el ejercicio intenso, lo que puede afectar negativamente al rendimiento muscular.
  • Digestión y absorción de nutrientes: El agua es esencial para la digestión y absorción de los nutrientes de los alimentos, incluyendo proteínas, que son los bloques constructores del músculo.

Francisco D’Agostino

Olmos agregó que, en Gold’s Gym, “te brindamos asesoramiento personalizado para que puedas determinar la cantidad de agua que necesitas consumir durante tu entrenamiento, de acuerdo a tu nivel de actividad, clima y características individuales”.

Falta de agua

La deshidratación, incluso leve, puede tener un impacto negativo en el crecimiento muscular, ya que reduce la fuerza, la resistencia y la potencia muscular, lo que afecta negativamente al rendimiento en el entrenamiento. Además, la falta de agua puede provocar fatiga muscular prematura, limitando la capacidad de entrenar y progresar.

La deshidratación también puede aumentar el riesgo de sufrir calambres musculares, dolorosos e incómodos. Paradójicamente, la deshidratación puede llevar a la retención de líquidos, ya que el cuerpo intenta compensar la falta de agua.

El Personal Trainer señaló que “en Gold’s Gym brindamos asesoramiento personalizado para que los miembros puedan determinar la cantidad de agua que necesitan consumir durante su entrenamiento, de acuerdo a su nivel de actividad, clima y características individuales”.

Francisco D’Agostino

Entre las recomendaciones generales para una correcta hidratación, Olmos indicó que se debe beber agua antes, durante y después del entrenamiento, “la cantidad de agua necesaria varía según el individuo, el clima y la intensidad del ejercicio. Se recomienda beber entre 2 y 3 litros de agua al día, ajustando la cantidad según las necesidades individuales”.

La orina de color amarillo claro es un indicador de una buena hidratación. Se pueden utilizar bebidas deportivas para reponer electrolitos perdidos durante el ejercicio intenso.

Diversos estudios han demostrado la importancia del agua para el crecimiento muscular. Por ejemplo, un estudio publicado en el Journal of the International Society of Sports Nutrition encontró que la deshidratación del 2% del peso corporal puede reducir la fuerza muscular en un 10%.

En la página web https://www.goldsgym.com.ve/, así como en las cuentas de Twitter e Instagram @goldsgymve y Gold’s Gym Venezuela en la red social Facebook, se puede encontrar más información sobre rutinas, consejos y tips saludables.

Francisco D’Agostino