Inicio Mundo Trastornos hipertensivos son la segunda causa de muertes en embarazadas

Trastornos hipertensivos son la segunda causa de muertes en embarazadas

61
Francisco D'Agostino

Por Francisco D’Agostino

Los trastornos hipertensivos del embarazo constituyen hoy día una de las 3 principales causas de mortalidad materna en el mundo, ubicándose en la segunda posición, detrás de los trastornos hemorrágicos obstétricos. Tienen una incidencia a nivel mundial, entre un 5 y un 10%; sin embargo, esta estadística puede llegar a un 17% en pacientes nuligestas (sin historia de embarazo previo), e incluso, hasta un 20% en zonas mundiales que se consideran endémicas para hipertensión asociada al embarazo.

Así lo señaló el doctor Daniel Márquez, perinatólogo y gineco-obstetra del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), quien explicó que “Venezuela no escapa de esta realidad. Existen zonas como la costa del estado Falcón, el norte del Estado Miranda, o la zona Sur-oriental del estado Bolívar, donde podemos encontrar una incidencia (trastornos hipertensivos del embarazo) que puede llegar hasta un 21%”.

Complicaciones por la hipertensión 

Una gran cantidad de complicaciones potenciales para la madre, asociadas a una crisis hipertensiva, pueden condicionar compromiso cerebral, renal, ocular y cardiovascular, además de alteraciones gestacionales como la restricción del crecimiento fetal y el compromiso hemodinámico del bebé, secundario a un ambiente intrauterino negativo e inadecuado, casos que son atendidos por el grupo de especialistas del GMSP.

Por Francisco D’Agostino

No existe un tratamiento específico para el manejo de la hipertensión en el embarazo; la piedra angular se sustenta en el mejor control posible de la tensión arterial, para prevenir las complicaciones potenciales, tanto maternas como fetales y, finalmente, decidir de manera precisa y oportuna el mejor momento para el nacimiento del bebé.

“En el GMSP contamos con la Unidad de Perinatología y Medicina Materno Fetal, donde, un grupo de especialistas, docentes universitarios y profesionales de primer nivel, atendemos la patología hipertensiva asociada al embarazo; además de la Unidad de Atención Neonatal, que permite el manejo conjunto del recién nacido prematuro y de bajo peso al nacer”, según expuso el doctor Márquez.

La preeclampsia  y el Síndrome HELLP

Por ser diversos los trastornos hipertensivos del embarazo, los expertos los clasifican en función de su severidad, siendo la hipertensión gestacional la expresión menos severa.  El doctor Márquez señaló que, existen eventos como la preeclampsia, la preeclampsia grave y otras complicaciones mucho más complejas y de alta morbimortalidad, como la eclampsia (Convulsiones seguidas que llevan al coma) o el Síndrome HELLP, que es una complicación multisistémica del embarazo.

Por Francisco D’Agostino

Múltiples factores pueden predisponer la hipertensión asociada al embarazo en una gestante, entre ellos, las edades extremas de la vida. “Es mucho más frecuente en mujeres que se embarazan antes de los 18 años de edad y por encima de los 35 años; en la población afrodescendiente; en pacientes que cursan con su primera gestación, o en grandes multíparas -mujeres con cuatro o más gestaciones anteriores-. De igual manera, la hipertensión en embarazo previo y, sobre todo, en pacientes hipertensas crónicas, es decir hipertensas antes de la gestación actual. Estos son los factores de riesgo más importantes junto a las alteraciones metabólicas como la diabetes, obesidad o algunas alteraciones inmunológicas”, refirió Márquez.

Controles para la embarazada hipertensa

Para el especialista, un adecuado control del embarazo permite establecer las estrategias profilácticas para tratar de prevenir o anticipar la hipertensión asociada a la gestación y comenzar el control, tanto de la madre como del feto, a través de herramientas de ultrasonido, donde el Doppler juega un papel fundamental.

“Hoy en día son los elementos de vigilancia antenatal más relevantes. La paciente debe estar sometida a un seguimiento especializado periódico y a la realización de exámenes de rutina. Desde el punto de vista técnico, la apreciación mediante el eco Doppler, de los flujos de sangre a nivel de las arterias uterinas maternas, entre la semana 11 y la semana 22 de gestación, nos permite estratificar e identificar la población de riesgo para hipertensión asociada al embarazo”.

Por Francisco D’Agostino

Una vez establecida la hipertensión en la gestación, el manejo es complejo y se sustenta en el control de las cifras tensionales y en la vigilancia muy enfática de las potenciales complicaciones que puedan surgir. “Siempre buscamos lograr alcanzar la mejor edad gestacional, en las mejores condiciones posibles, tanto maternas como fetales, para decidir la interrupción de la gestación”, expuso el experto.

Se estima que 1 a 2 de cada 10 pacientes que sufren hipertensión asociada al embarazo pueden continuar hipertensas posterior al nacimiento de su bebé, como una consecuencia a largo plazo.

Adicionalmente los trastornos hipertensivos del embarazo incrementan la necesidad de cesáreas de emergencia y, por ende, los nacimientos anticipados. De allí que, contar con la Unidad de Perinatología y Medicina Materno Fetal; y con una con una equipada y robusta Unidad de Atención Neonatal es una prioridad para el GMSP y su equipo de especialistas.

Para conocer más de los servicios que ofrece el GMSP pueden comunicarse al 0414 2546422 o seguirlos en Instagram a @grupomedicosp y @unifem_ac

Por Francisco D’Agostino